30 septiembre 2008

Primer seminario


Es una pena, pero no he sacado una foto...

Hoy me he estrenado con el primer seminario de convivencia con los centros de Barakaldo y Ortuella que se encuentran en el primer año del proceso. Ayer estaba nerviosa, repase los puntos de la reunión, apuntes, notas... En fin, preocupada sobre todo porque la reunión fuera lo más productiva posible y que los asistentes llevaran en la mochila ideas claras y líneas de trabajo a los centros.

El kit ya lo han llevado, en su pen-drive, les hemos ofrecido café y unos bizcochos de yogurt (estupendos) cortesía de Gotzon, del B05.

En la reunión de hoy, como él ha señalado, han sido muy importantes las buenas vibraciones que hemos sentido (espero que nos se les haya hecho larga la reunión o demasiado densa). Pero ha habido, para mí, otra cosa más importante aún: no estaba sóla. Hemos llevado la reunión los dos: Gotzon y yo. Él ha aportado toda su experiencia de estos años llevando el programa, con el añadido de haber sido parte del equipo que elaboró los propios materiales, y yo, he intentado aprender. Porque éso es lo que estoy haciendo desde que llegué. Estoy siendo acompañada, guiada, por personas que saben el significado de la palabra colaborar, que ofrecen su experiencia a los recién llegados.

Quiero agradecerles a todos los compañeros/as del berritzegune de Barakaldo (y a los de otros berritzegunes, como Gotzon) el que me hagan sentir uno más, una compañera que, de momento, a pesar de aportar poco al equipo, está dispuesta a aprender y crecer en ese entorno tan favorable.

Espero recordar ésto por si en otra ocasión soy yo la que se encuentra en la situación de hacer lo mismo con un recién llegado.